Amor sin casamiento da la impresion una distraccion de la ados las novios

Amor sin casamiento da la impresion una distraccion de la ados las novios

Cabe, por tanto, pensar que el casamiento, cuando se realiza con verdadero afan sobre unidad, conserva el amor inaugural. Segun las palabras de Kierkegaard, al matrimonio le acompana la convienente «resignacion» en cuanto conlleva «un momento moral y religioso» que nunca se da en el amor, o no se da mientras no acabe en casamiento.

Lo cual altera la pasion, si bien seguidamente pudiese acontecer restituida

En seguida bien, para Kierkegaard el separado apego sensible seri­a inmediato por motivo de que se funda en la encanto sensible. Nunca obstante, aun de este modo, existe en el aristocracia. La novia radica en que este amor posee una cierta moralidad de la eternidad, signo que distingue al apego de la pura voluptuosidad.

Por lo igual, un matrimonio falto amor anula, inclusive, el amor romantico

El apego romantico tiene la analogia con el disciplina moral en la presunta eternidad que lo ennoblece, asi­ como lo salva de la pura sensualidad. Lo sensual es, en fin, cosa de el instante. Busca la satisfaccion instantanea asi­ como, cuanto mas refinado, mas sabe elaborar de el instante de el goce una pequena eternidad. La eternidad verdadera de el apego, que es la verdadera honestidad, goza de por primer resultado, pues, salvarlo sobre lo sensible. Pero si ha sobre producir esa eternidad verdadera, seri­a necesario que intervenga la voluntad (Kierkegaard, 1991: 21).

La idea actual en las lineas de Kierkegaard acerca de este tema, es que al matrimonio le es indispensable vencer la sensualidad originaria sobre la distraccion entre las enamorados, puesto que mismamente existira ademas un tomado la decision de apuro por conservar el vinculo conyugal, pese a las dificultades generados por una convivencia expuesta al camino de el tiempo y por un natural deterioro sobre las encantos exteriores de el otro.

En la tesis del pensador danes, quizas Algunos de los principales defectos de el apego sensible podri­a ser carece de reflexion. No obstante esta idea, Kierkegaard ademas piensa que el matrimonio nunca seri­a incompatible con el amor romantico, al contrario, lo glorifica. No obstante, una forma de subsanar el amor romantico seri­a el «matrimonio razonado»; aquel que en el fondo seri­a por simple convencion, asi­ como cuya posibilidad sobre enlace se tiene que a la desesperacion. Seri­a el matrimonio que se adopta por razones externos asi­ como secundarios, que contradicen el significado sobre la alianza conyugal pura y profunda:

Lo contraen de forma libre gente que perdieron permite lapso la ingenuidad de la infancia; saben que el amor propiamente citado es una afan, asi­ como que su desempeno seri­a, en todo caso, un pium desiderium. El punto sobre mirada que se adopta es el de la prosa sobre la vida, de el dinero, de el rango social, etc. La alianza somalГ­ mujeres da la impresion moral en la modo en que ha neutralizado la rostro ‘sensible‘ del casamiento; pero queda por conocer si esa neutralizacion nunca sera tan contraria a la norma igual que a la estetica… Lo eterno que, igual que bien hemos conocido, entra en al completo matrimonio aca en realidad nunca aparece, por motivo de que la justificacion calcula invariablemente en lo temporal. En suma, que la vinculacion contraida en esas condiciones seri­a a la ocasion inmoral y fragil (Kierkegaard, 1991: 25-26).

Esta cita nos indica que casarse por motivos externas asi­ como secundarias (por ejemplo, cuestiones a considerar sociales) es la degradacion del verdadero interes moral y estetico que debiese quedar presente en cualquier casamiento. Un matrimonio realizado por meros calculos humanos desenfoca el nucleo sobre la union conyugal, va en desmedro de el mas autentico interes de este enlace entre un hombre asi­ como la mujer.

En estas observaciones sobre Kierkegaard acerca de la trato dentro de casamiento y amor, cerca de implicar que permanecer casado a lo largo de demasiado lapso nunca seri­a finalidad para la perdida de la pasion. Ahora lo senala el filosofo cuando sostiene que la emocion, que es la sinopsis sobre la liberacion asi­ como sobre la urgencia, puede subsistir en el casamiento. Ella dispone de la seguridad sobre lo inmediato; sin embargo las individuos tienen al exacto tiempo un ser religioso. Por tanto, pasion y matrimonio son compatibles. Diverso seri­a, sin embargo, cuando una entusiasmo desventurada lleva an apelar a Dios y a buscar la seguridad de el matrimonio. De hecho, hay la necesidad norma de que la pasion sea eterna porque la eternidad inmersa en la emocion le otorga su honestidad. y si las enamorados refieren su apego a Dios, ese amor lleva un sello sobre eternidad, exactamente lo que la resolucion que toman y las obligaciones que adquieren. Sea igual que sea, la comunicacion conyugal requiere, eso si, despojarse sobre las propios traidores: de los esposos que suspiran por un apego perdido hace tiempo y que en su planteamiento ven el matrimonio igual que la atadura asi­ como se rebelan contra la idea sobre seguir casados.